Cerco policiaco frustró anhelo de ‘gritar’ en el Zócalo

Con claxonazos, gritos de ¡Viva México! y aplausos, festejaron decenas de familias y amigos el grito de Independencia en el acceso de la calle Madero y en el cruce del Eje Central y Avenida Juárez en donde se concentraron a pesar del cerco policiaco de dos mil 800 uniformados en el primer cuadro de la capital.

Fue un festejo espontáneo, pues los asistentes reservaron hasta el último minuto la esperanza de poder llegar hasta el Zócalo.

 Unos más a sabiendas de que de la banqueta no pasarían decidieron olvidar la sana distancia y aglomerarse en el acceso de la calle Madero. Un visitante no dudó en gritar » Viva México, porque México es chingón».

Minutos antes de las 23 horas, llegaron lo mismo residentes de las colonias Centro, Guerrero y Santa María La Ribera, que visitantes de Ciudad Altamirano, en Guerrero, y de Tucson, Arizona, en Estados Unidos, para escuchar la arenga del presidente Andrés Manuel López Obrador y ver los fuegos pirotécnicos a la distancia.

Otros aprovecharon para grabar con su teléfonos celulares la voz las luces de los festejos por el 210 aniversario del inicio de la Independencia.

Algunos de los entrevistados como Rosa López y Fernando Méndez, quienes viven en Santa María la Ribera, decidieron acudir, dijo la mujer, «con la mentalidad de que no íbamos a pasar». 

En contraste Migue Ángel Silva, oriundo de Fronteras, Sonora, pero quien llegó de Tucson, Arizona, de vacaciones a la capital, tenía la esperanza de llegar hasta la plancha «o de poder ver las luces lo mas cerca».

Arturo Patricio Platón, quien reside en la colonia Guerrero, acudió con su mamá, hermana y sobrinos como todos los años para ver de lejos los festejos.

Lo mismo Marisol, quien vive en la colonia Centro, que dijo acompañada de su hijo y su sobrina que «aunque sea que no nos dejen pasar venimos porque queremos a AMLO, que sepa que estamos con él», luego recordó que «con Peña nunca venimos». 

En contraste, Amairani dijo que fue «feo» viajar desde Ciudad Altamirano, Guerrero, y no llegar al Zócalo.

Bryan, su esposo, comentó que nunca se enteraron de que no habría acceso, mientras aceleraba el paso para que «no cerraran el metro» y trasladarse a la zona de Observatario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.