Los desconocidos diarios de Salvador Dalí

SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
El estudio de la producción pictórica del siglo XX siempre tendrá una parada obligada sobre el lienzo de Dalí, en el que la pintura experimentó el automatismo psíquico puro  del que hablaba André Breton, principio rector del movimiento surrealista, que encontró en él a su mejor representante. El pintor catalán desarrolló un sentido innato de las formas, composiciones cargadas de simbolismos que realizó gracias a una de las técnicas más envidiables en la historia de la pintura.

La obra de Dalí está expuesta alrededor del mundo y una buena parte se encuentra en manos de coleccionistas privados; sin embargo, una expresión más íntima de su vida salió a la luz recientemente: se trata de un diario personal que llevó durante cinco años en la cúspide de su producción artística. Está compuesto por 42 hojas que incluyen 33 diseños inéditos, una multitud de cuentas y apuntes de la vida diaria del pintor, así como estudios posteriores con elementos del “Gran Masturbador” (1929), un autorretrato y dos retratos, uno de su esposa Gala y otro de su colega y amigo René Crevel.

Uno de los trazos más repetidos en el cuadernillo es el de un caballo (uno de sus animales favoritos después de los ocelotes y los toros), siendo un tema que representó en multitud de obras. El diario que presumiblemente fue utilizado por Dalí de 1930 a 1935, contiene un par de esbozos sobre estos cuadrúpedos, primeros trazos para estudios sobre la fisonomía equina que durante esa época llevó al lienzo en trabajos como “Durmiente Caballo León Invisible” (1930) y que más adelante plasmara en diversas obras como “El Caballero de la Muerte” (1934) o la famosa “Tentación de San Antonio” (1946).

Via Cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.