¿Una más del Vaticano? Responsable de Finanzas del Vaticano niega pederastia

El cardenal australiano George Pell, acusado de pederastia, rechazó este jueves categóricamente los cargos que pesan contra él y anunció su intención de regresar a Australia para defenderse.

“Soy inocente, estas acusaciones son falsas”, declaró a la prensa el número tres del Vaticano y responsable de Asuntos Económicos de la Santa Sede, antes de anunciar que regresa a su país. “Deseo tener por fin la oportunidad de comparecer ante la justicia”, afirmó.

El Vaticano informó este jueves de que aceptó la excedencia solicitada por el cardenal George Pell para poder defenderse de las acusaciones de pederastia y subrayó que el australiano no renunció a su cargo.

En un comunicado más bien benevolente con su número tres, el Vaticano precisa que el papa Francisco fue informado de la solicitud del cardenal y que, durante su ausencia, la secretaría de Asuntos Económicos de la Santa Sede seguirá funcionando con normalidad.

“El Santo Padre, quien valora la honestidad del cardenal Pell durante sus tres años de trabajo en el seno de la Curia romana, reconoce su colaboración y, en concreto, su enérgica entrega a favor de las reformas en el sector administrativo y económico”, afirma el Vaticano en el texto.

La Santa Sede expresa también su “respeto” por el sistema judicial australiano, pero destaca que es “importante recordar que el cardenal Pell ha condenado de forma abierta y repetida los actos de abuso [sexual] contra menores como inmorales e intolerables”.

El comunicado también recuerda que Pell ya colaboró con las autoridades de su país, respaldó a la Comisión Pontificia para la Protección de Menores y, como obispo de Australia, “introdujo sistemas y procedimientos para la protección de los menores y para proporcionar ayuda a las víctimas de abusos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.