ENTREVISTA EXCLUSIVA con Renée Mooi: creando el futuro de la escena alternativa en México

Por Quiroz Navarro Sebastián
El medio musical es una máquina difícil de comprender. En algunas ocasiones produce artistas que son creados con el sólo fin de vender y seguir tendencias.

En otras ocasiones, aquellos que desean expresar su punto de vista con proyectos interesantes y únicos, tienen que luchar contra viento y marea para ser reconocidos.
Raramente se encuentran músicos que de alguna forma hayan estado involucrados en ambos extremos. Renée Mooi no sólo se formó en la máquina de la música, sino que logró romper sus cadenas que la ataban y se encuentra trabajando para crear una alternativa en donde artistas que deseen expresarse tengan más facilidades de expresar su mensaje.
Robin Sparkles a la mexicana
Renée se encuentra a la mitad de sus 20s, y en ese pequeño lapso de tiempo, ha logrado una carrera que se consigue en una vida. Desde niña comenzó a involucrarse en el mundo musical, gracias a que su madre la alentó a seguir su pasión. “No pude acabar la secundaria, así que empecé a trabajar y a estudiar música. Mis primeros trabajos fueron de corista, cantando en bares y asistiendo a productores para artistas más grandes. Luego tuve la oportunidad de compartir el escenario con Yuridia, Emmanuel y Yair.”
Sin embargo, el mundo la sorprendió cuando tuvo la oportunidad de salir de México y lograr el estrellato que muchos sueñan en un país europeo. “Posteriormente me escucharon cantar en una fiesta y me llevaron a Rumania. Ahí me hicieron un proyecto pop que pegó. Luego renuencia para iniciar mi proyecto. Me convertí en un tipo de Robin Sparkles, de How I Met Your Mother, pero mexicana”
Creciendo en el corazón de la máquina
Aunque su proyecto fue un éxito rotundo, a sólo una persona no le agradaba lo que Renée hacia: a la misma Renée. “Al final no me gusto la realidad a la que fui. No me nutría a nivel personal, el ambiente era frío, me guiaban en todos lados, no me tomaban en cuenta. Era como estar en Televisa, pero peor. Me sentía como un objeto, no tenía libertad creativa. Era un producto más de la máquina.”
Es comprensible que Renée actuara de esta forma. Muchos artistas crecen deseando ser eso, y cuando logran son adultos. Sin embargo, ella era una adolescente, así que hizo lo que mejor hacen los adolescentes: rebelarse. “Tenía mucho que expresar, y conforme iba creciendo tenía más cosas que decir, así que decidí componer y empezó ser importante para mí expresar eso.”
La decisión de abandonar la zona de confort y emprender el viaje de regreso a casa, es una decisión que ha influenciado a Renée a crear un nuevo proyecto en donde ella tiene el control. Ella platica que sólo existe una diferencia entre el mainstream y lo que hace ahora. “La libertad. Pero cualquier de los dos caminos es duros y, alguna forma, increíbles. Pero, personalmente, la libertad tiene un mayor peso en mí. Por eso creé Mooi Collective, tenía ganas de hacer un espacio que funcione como a mí me satisface, que apoye a artistas que a mí me agradan y que se lleve como a mí me gusta.”
Expresión de la ruptura
A su regreso logró encontrar un lugar que no sólo funcionara como hogar para ella y para su novio, Scott, sino que también sirviera de espacio capaz de albergar a todas las personas que, como ella, tienen una pasión por la música y deseen expresarse sin las limitaciones de una industria. Mooi Collective es su hogar, oficina y antro. En un día común, Renée está trabajando en su música y en el colectivo, una situación que le causa más estrés que ser estrella de pop en Rumania. Sin embargo, aún encuentra tiempo para dedicarse a su carrera musical.
Cualquiera que escuche la música de Renée podrá decir que su estilo no es común, al centrarse en el no tan común rock industrial, aunque ella ve algo diferente a su música. “He logrado encontrar un punto medio entre todas las cosas que me gustan. Estoy escuchado últimamente mucho a Brazilian Girls, Elza Soares, Radiohead, Blondie, Nine Inch Nails. Lo que estoy haciendo suena diferente a lo que escucho. No podría encasillar mi música en un género. Es una combinación de todo lo que me gusta.”
Renée tiene una forma diferente de aproximarse a la creación musical. Para ella, la producción del disco es lo más importante, debido a que es en donde tiene mayor libertad. Sin embargo, esto ha llevado a que se descuiden otros elementos de un álbum, como las letras. “Nunca le he dado mucha importancia, siento que las que escribo son un poco cursis y más sencillas. Es que nunca sé de qué hablan las canciones, no las escucho en ese sentido, le presto más atención a la música. Estoy tratando de darle más interés en ese sentido”
Del besar a David Beckham a usar barba
Entre las mil y un curiosidades que ha vivido Renée en sus menos de 30 años, se encuentra protagonizar una película. Outlaw fue un corto del 2015 dirigida por Geremy Jasper y protagonizada por Harvey Keitel y David Beckham. “La filmación fue padrísima. Me buscaron por mi música, querían a una persona que cantara y tuviera cierta oscuridad. Cuando supe del director acepte.”
La mayor sorpresa que se llevó Renée, no fue colaborar con uno de los mayores futbolistas en la historia, sino experimentar algo que todo hombre ha lidiado en su vida: tener una barba. “Padrísimo. Me picaba, quedaba súper bien. Parecía que si salía de mi cara, en el espejo me volvía loca.”
De la producción musical al cine sólo hay un paso, y Renée ya lo emprendió. La cuestión es: ¿lo volverá a hacer? “Veo una posibilidad en regresar al cine, pues me gusta mucho eso. La verdad es que estoy muy ocupada con el colectivo y otros trabajos. De repente hay propuestas, he rechazo varias, por falta de tiempo y confianza, no me gustaría participar en cosas que no me gustan, o directores que no conozco. Como soy un poco neurótica, me gusta involucrarme completamente.”
“El colectivo no se trata de mí, sino de otras personas y talentos”
No es fácil madurar en un medio que no es amigable para gente joven. Incluso Renée lo sabe. Tal vez su sueño de ser una cantante no se cumpla, pero al menos puede ayudar a que el sueño de otras personas si se lleve a cabo. “Cuando empecé con el colectivo me di cuenta que tal vez nunca sería cantante o productora, y que todo lo que he aprendido me serviría para los movimientos que están sucediendo en la sociedad. Este espacio está generando cosas que no pasaban en décadas. El espacio es increíble y solté un poco mi carrera como músico y me dedique a esto. Aunque poco a poco también está levantado mi carrera como cantante, nunca he pensado en ser otra cosa.”
Renée ha superado la mayoría de los retos que le ha puesto la vida gracias a una cosa: el apoyo de sus seres amados. Antes de regresar a su ardua vida llena de estrés, nos da el mayor consejo que alguien puede dar. “Tienen que juntarse con personas que admiren y les den miedo. Hay busquen toda la crítica posible para mejorar.

Consigan una plataforma de contención, para que cada vez que se caigan, se puedan levantarse. La mía es el colectivo, mi novio, familia y amigos, todos estamos involucrado de alguna forma. Al estar como líder del proyecto, me aviento y si me caigo, todos vienen a apoyarme y me levantan y voy de nuevo. Personas que tengan los pies en la tierra, pero que también los apapachen.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.