ENTREVISTA EXCLUSIVA con Brant Bjork. La visión de un artista

Sebastián Quiroz Navarro

Llega un punto en la carrera de cada músico en donde colaborar con otros compañeros de profesión es necesario. Ya sea para experimentar con diferentes sonidos y géneros, o porque su proyecto anterior terminó y necesita de uno nuevo. Esto es más común con aquellos que inician su viaje musical y necesitan moverse entre agrupaciones para crearse un nombre. Sin embargo, cuando alguien lleva más de 20 años tocando, es común cambiar de bandas, ya sea por cuestiones de experimentación o para lograr una visión.

Este es el caso de Brant Bjork, músico y productor californiano, quien con 44 años ha tocado con bandas emblemáticos del rock como Kyuss y Queen of the Stone Age. De igual forma, ha logrado una carrera exitosa como artista solitario. Por segunda ocasión visitó nuestro país y aunque no tiene tiempo para turistear, si goza del suficiente para conocer sobre nuestra cultura por medio de las personas con las que conversa.

La década de la inspiración

Con tan sólo 18 años de edad, Brant dio su primer paso en el mundo artístico siendo baterista de Kyuss. Su principal inspiración fue el rock clásico, pero con los años se ha abierto a nuevos géneros y estilos para inspirarse. “Me gusta vivir diferentes vidas musicales. He tocado durante mucho tiempo y hay bastantes álbumes que me han inspirado en cada una de mis etapas. Cuando era niño Ramones. Actualmente el primer disco de Funkadelic de 1970”

En 1991 tocó la batería en Wretch, el primer disco de Kyuss, y desde entonces no ha parado de experimentar con diferentes instrumentos. “No tengo uno favorito, los veo como herramientas para construir una casa, necesito de todos. Actualmente la guitarra es una de las herramientas que más utilizo.”

Muchos artistas tiene su primer acercamiento a la música gracias a un familiar o conocido, y a partir de ese momento descubren su camino. Brant tuvo un maestro diferente, no fue una persona, sino un momento en la historia del rock. “Tuve varios amigos que en la juventud fueron muy importantes en mi desarrollo como persona y músico. El más importante maestro que tuve fueron los 70s, cuando lo descubrí de niño fueron de gran importancia, encontré grandes artistas. No fue una persona o sonido, sino una década.”

El cannabis es mi política 

Kyuss fue una de las principales bandas que se relacionan con el género de stoner rock, el cual se asocia con la marihuana. Brant admite la importancia que ha tenido la droga en su vida como músico y fanático de los años 70s. “La marihuana ha sido parte de mi vida desde pequeño. Descubrí gran parte de la música de los 70s al mismo tiempo que experimentaba con la sustancia. La cultura del cannabis, es como mi política. No sugiero que para ser creativo tienen que estar drogados, pero es parte de quien soy.”

Brant deja claro que para disfrutar de la música no es necesario estar bajo el efecto de alguna sustancia, el goce depende de la persona y situación. “Podré escuchar jazz en la mañana con un poco de café, o rock and roll y beber un cerveza, incluso disfrutar de Bob Dylan sin fumar marihuana. Depende de la persona.”

Luchando por una visión artística 

En septiembre de 2016, Brant sacó a la venta Tao of the Devil, su disco más reciente, el cual deja de lado el rock pesado y stoner, por un blues y rock clásico. “El cambio es inevitable. No creo que el talento crece, naces con un talento y aprendes a usarlo a tu propia manera. A veces la música sale de mi un poco más progresiva, otras veces un poco más clásica, es mi música.”

Como resultado de esto, Bjork no tiene una sola forma de crear música, sino que él deja que llegue a él y se transmita por medio de sus herramientas. “No tengo un proceso creativo en general, trato de tener una mente abierta en cuanto a la música. La música viene del universo y de mí, si me cierro y me bloqueo, siento que la música no me llega. Soy como una radio, tengo que ajustarme en la frecuencia.”

Sin embargo, no todo es sencillo en su vida como músico. Su mayor reto no viene del interior, sino del exterior. Con tantos años en la industria musical, es natural tener discusiones entre los integrantes de una banda, especialmente una ya establecida. “En teoría, una banda debe de tener un proceso creativo democrático, pero es más fácil decirlo que hacerlo. Cuando estás solo, es obvio quien lleva las riendas del proceso creativo. Pero para mí, tener la responsabilidad de liderazgo es para mantener un proceso creativo equitativo en la banda.”

Aunque le agrada tocar con bandas como Queen of the Stone Age o Fu Manchu, se encuentra más orgulloso de lo que ha logrado con sus propios proyectos, debido a que es una visión que él ha creado. “Me forme tocando con otras bandas, como Kyuss, fue buena, pero al no tener una visión en común, no era lo que yo y el resto creía, me fui para crear mi propia visión. Kyuss Lives! fue juntarme con personas que compartían mi visión y, al final, me fue posible concretarla.”

Esto llevó a Brant a incursionar en un territorio poco explorado por él, producir música. De esta forma, puede asegurar que otras bandas no sufran luchando por una visión. “Me gustaría continuar produciendo, pero es difícil. No quiero imponer mi visión en un artista. Si alguien me busca y desea que imprima mi estilo artístico, lo ayudaré. Sólo quiero compartir mi conocimiento, pero al mismo tiempo no quiero comprometer el trabajo de otros, no quiero tomar una decisión que evite que hagan algo especial por su cuenta.”

Ser honesto 

Antes de despedirse, subir al escenario y tocar para una audiencia mexicana, Brant Bjork nos comparte un poco de su sabiduría y le da un consejo a las nuevas generaciones de músicos. “Lo más importante es ser honesto sobre tu talento, mientras más honesto seas, más talentoso serás.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.