Mozart vuelve a viajar en camión

La nueva edición de ‘Les Arts Volant’ llevará la ópera ‘Bastià i Bastiana’ a seis barrios de Valencia y 14 pueblos más

La Diputación de Valencia y el Ayuntamiento costean la iniciativa con 360.000 euros

Les Arts Volant, la iniciativa del Palau de les Arts para sacar la ópera de sus cuatro paredes en busca de nuevos públicos, vuelve por segundo año con la misma producción en valenciano de Bastià i Bastiana de Mozart que ya presentó en 2017.

En esta ocasión, el camión que transporta el escenario móvil llegará a seis nuevos barrios de la ciudad de Valencia y 14 pueblos de la provincia gracias a la colaboración entre el propio Palau, la Diputación y el Ayuntamiento. El presupuesto para esta nueva etapa asciende a 360.000 euros, de los que la Diputación aporta 250.000 y el consistorio valenciano, los 110.000 restantes.

El secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, destacó que el espíritu que mueve Les Arts Volant es heredero de iniciativas como La Barraca, la compañía teatral fundada por Federico García Lorca que llevó el teatro clásico español a más de 70 pueblos a principios de la década de los 30. El objetivo, señaló Girona, es «romper prejuicios sobre la ópera» y «territorializar la cultura» para que la sociedad «vea este espacio como suyo».

Por su parte, la vicepresidenta primera de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, destacó el espíritu de colaboración entre las distintas administraciones y el Palau de les Arts («algo que no se había hecho hasta esta legislatura») para llevar la «cultura más potente» a poblaciones y públicos que normalmente no tienen un acceso fácil a ella. Esta adaptación de la ópera de un Mozart adolescente demuestra además, aseguró, que el valenciano «puede utilizarse para hacer cosas elevadas e importantes».

La presidenta del Patronato de Les Arts, Susana Lloret, apuntó que la intención de esta iniciativa es ir «un paso más allá» porque, a su juicio, «no sólo hace falta acercar la ópera a los ciudadanos, hay que motivar».

Una de esas motivaciones, afirmó, puede ser «la curiosidad por ver llegar un camión que se transforma en un escenario» aunque más importante aún resultaría «dar a conocer la historia de la ópera y contextualizarla».

Por ello se estudia añadir a las representaciones un prólogo en el que se explique tanto el argumento y las circunstancias de la ópera como la vida de su compositor. «A las personas nos gustan las historias», señaló Lloret.

El diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, se felicitó de queLes Arts Volant haya hecho posible el «bautismo operístico de personas que pueden terminar convirtiéndose en aficionados», algo que -insinuó- es «más importante que un Ferrari en un circuito de Fórmula 1».

Rius justificó también que se vuelva a repetir la misma producción que ya se puso en escena el año pasado «porque, al estar ya costeada, nos permite llegar a más poblaciones con la misma inversión». Eso sí, Albert Girona dejó abierta la puerta a que en el próximo año, una vez tenga nuevo director el Palau de les Arts, se plantee una nueva producción.

La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valencia, Glòria Tello, añadió que este proyecto se integra en su «hoja de ruta» que busca «dignificar, descentralizar y acercar la cultura a la ciudadanía». En ese sentido, destacó que en la pasada edición Bastià i Bastiana llegó a 4.000 personas en cuatro barrios de Valencia, una cifra que este año llegará a los seis.

El secretario autonómico de Cultura quiso agradecer asimismo al anterior responsable de Les Arts, Davide Livermore, su participación en la concepción y puesta en marcha de la iniciativa. «Una de las primeras conversaciones que tuvimos en 2015 fue sobre este proyecto». recordó. Subrayó que no es «una ocurrencia de un año o dos» y aseguró que se había extendido la oferta de colaboración a las diputaciones y ayuntamientos de Alicante y Castellón, aunque aún no habían recibido ninguna respuesta.

La gira de Les Arts Volant arrancará el mes de junio en Alcàsser, Ademuz y Llutxent. En julio visitará Meliana, Potries, Benifairó de la Valldigna, Chiva, Polinyà del Xúquer, Camporrobles, Montesa, Rafelguaraf, L’Olleria y Carlet.

A estas actuaciones se suman otras seis más de cierre de temporada en el mes de septiembre y octubre en la ciudad de Valencia en los barrios de La Seu, Cabanyal, Ayora, Velluters, Orriols y Benicalap.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.