Los hallazgos de la lengua de Laura García

Las palabras acompañan al ser humano cada día, sean orales o escritas, estamos rodeados de ellas y nos ayudan a develar el mundo, a nombrarlo y conocerlo. Laura García, del programa “La dichosa palabra”, es consciente de lo que éstas pueden hacer por nosotros, por lo que ella se declara una enamorada de ellas y siempre está dispuesta a ampliar su vocabulario.

“Yo, debido a mi profesión y también a mi curiosidad, siempre voy como captando palabras, porque leo libros o estoy editando textos, entonces continuamente me encuentro con palabras que no conozco y por necesidad y también curiosidad las busco, investigo su significado, su procedencia, o descubro significados desconocidos de palabras conocidas. Y las voy anotando aparte, ya sea para alguna columna futura o para el programa, para cuando se necesiten”, cuenta en entrevista.

Las anotaciones de descubrimientos nuevos se hicieron eternas, sin embargo, la mayoría eran “relacionadas a cuestiones muy técnicas, especial, digamos muy de gremio”. Aunque éste no era el caso de todas, lo cual causó sorpresa en la caza palabras: “Otras hacen referencia a objetos o acciones cotidianas, que yo hacía en el día a día, con frecuencia, y me llamaba la atención que yo, tan rodeada de palabras, no conociera  palabras que se referían a cosas tan básicas, normales y comunes, por lo que empecé a hacer otra lista basada en la primera, que eran de las desconocidas y curiosas, éstas que me parecían joya”.

La nueva lista la compartía continuamente a través de Twitter, “cuando recién había abierto mi cuenta. Las publicaba porque me parecía muy curioso que estuviéramos rodeados de palabras y que no supiéramos cómo se llaman, y no me refiero a cosas muy específicas, como las piececitas que conforman un reloj o partes del cuerpo… sino objetos y acciones bastante normales”.

Adoptar palabras

Estas palabras ahora conforman “Funderelele y más hallazgos de la lengua” (editorial Destino), libro conformado no solo por palabras y sus respectivos significados, también ilustraciones y una ocurrencia de la autora: “También lo acompaño de un texto”, son ensayos breves que explican “el por qué las adopté, cómo empecé una historia con ellas y esta relación afectiva que luego uno tiene con ciertas palabras ya sea porque recuerdan a personas, momentos buenos, malos o importantes y entonces hacen un click que permiten que se memoricen y que se adopten”.

Laura García seleccionó las palabras para “Funderelele” con base a “cómo se veía, cómo se escuchaban y también por la historia que me une a ellas: no solo que la palabra tuviera un sentido, sino una historia de fondo que me hiciera escribir los ensayos breves que las acompañarían de una forma más real y sincera, ahí fueron naciendo poco a poco, al final fueron 71, todas me gustan por alguna razón” que el lector podrá descubrir página tras página.

Una invitación al juego

Con “Funderelele”, Laura García invita al lector “conocer una nueva palabra, que se adopte, empezar una historia con ella o recordar las historias que ya tienen, crear una relación de vida con ella, porque las palabras nos acompañan, nos ayudan a expresar mejor nuestro  mundo, a decidir quién eres, hacer una buena carta de presentación frente al mundo  y bueno, si la lectura de una o de todo el libro te permite aderezar una sobremesa, yo me doy por bien servida y estaré orgullosa de darle un poco de vida a las que según yo estaban metidas en un baúl dormidas y que de alguna manera al pronunciarlas y usarlas volvemos a darles mucho color y fuerza”.

Cruzada por las palabras

“‘Funderelele’ es una de las primeras que surgió y una de mis favoritas, por eso se convirtió en portada. Varias no están en diccionario pero con el libro y al contagiar el uso podríamos registrarlo, tener avales por escrito, convertirlo en literatura y que algún día llegue a estar en el diccionario. Esa fue  mi cruzada, de alguna manera con estas palabras y sobre todo lo que pretendo es demostrar que las palabras nos rodean, que no solo se encuentran en los libros y en las aulas, sino que uno puede encontrarlas de las maneras más inesperadas y fortuitas, y que se puede jugar con ellas”.

Informador

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.