Revelan ecosistema bacteriano en la Estación Espacial Internacional

Una nueva metodología genómica probada por científicos de las universidades de Montreal y Mc Gill ha revelado un complejo ecosistema bacteriano activo en la Estación Espacial Internacional.

Hasta ahora, se sabía relativamente poco sobre los diferentes tipos de microbios encontrados en el complejo orbital. El nuevo enfoque –descrito en Environmental Microbiology– permite a los investigadores identificar y mapear diferentes especies dentro de la Estación, lo que en última instancia ayudará a salvaguardar la salud de los astronautas y será clave para futuros viajes espaciales a largo plazo.

“La nueva metodología nos proporciona instantáneas espectaculares del mundo bacteriano en el espacio y las posibilidades de aplicar este método para explorar nuevos entornos de microbiomas son realmente emocionantes”, dijo Nicholas Brereton, investigador del Instituto de Investigación y Biología de la Universidad de Montreal.

El desafío de mantener la limpieza dentro de los entornos espaciales se documentó por primera vez en la estación espacial rusa MIR, donde las condiciones eventualmente se deterioraron tanto que el moho se generalizó. En la Estación Espacial Internacional, las agencias espaciales han estado tratando de reducir la cantidad de crecimiento microbiano en la estación desde su lanzamiento en 1998.

Se han establecido estrictos protocolos de limpieza y descontaminación para mantener un entorno saludable; en órbita, los miembros de la tripulación limpian con regularidad los cuartos de estar y de trabajo de la estación. Pero a medida que llegan las misiones de reabastecimiento con una amplia gama de materiales, incluidos alimentos, equipos de laboratorio, plantas y animales vivos, se están agregando continuamente nuevas especies de bacterias.

Combinado con las bacterias humanas existentes, y también porque no se pueden abrir ventanas, la acumulación de bacterias dentro de los cuartos reducidos puede ser significativa.

“Los científicos tienen un conocimiento bien documentado de las amplias familias de bacterias en la Estación, pero ahora hemos descubierto un ecosistema bacteriano más diverso que nunca habíamos esperado”, dijo Emmanuel González, especialista en metagenómica de McGill. “Es un emocionante paso adelante en la comprensión de la biosfera que acompañará a los humanos en hábitats extraterrestres”.

Aunque el método de caracterización microbiana se probó en el espacio, sus aplicaciones serán mucho más amplias, dicen los científicos detrás de la tecnología. Los investigadores pueden replicar este enfoque para abordar muchos desafíos y entornos, incluso en océanos y suelos. Ya se está aplicando a enfermedades humanas y microbiomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.