Por adeudos o papeleo incompleto rechazan proyectos en ProFest

Adeudos estatales, un documento faltante, programación insuficiente o expedientes incompletos fueron las causas principales por las que se rechazó a casi 80 por ciento de los proyectos que participaron en la convocatoria 2019 para ingresar al programa de Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (ProFest) de la Secretaría de Cultura federal.

Así lo explicó a La Jornada el director general de Promoción y Festivales Culturales de esa dependencia, Pablo Raphael de la Madrid.

Por ejemplo, por una de esas razones (papeles incompletos) no fue seleccionada ninguna de las dos propuestas que presentó la Fundación Elena Poniatowska Amor AC (FEP), y por adeudos de Michoacán también quedaron fuera el Festival Internacional de Cine de Morelia y el Festival de Música Miguel Bernal Jiménez, entre otros.

Algunos de los proyectos participantes en la nueva convocatoria del ProFest aparecieron en las sugerencias que hizo la Cámara de Diputados en diciembre, publicadas en el Diario Oficial de la Federación a propósito de la ampliación presupuestal al ramo 48 Cultura.

Abierto a todas las disciplinas

El funcionario reiteró que los proyectos etiquetados entonces “se quedaron a manera de recomendación, pero de ninguna manera vinculante con la convocatoria del ProFest. Lo que se decidió fue que, gracias al esfuerzo de la Cámara y de la comunidad cultural que lograron un incremento de 500 millones de pesos, se destinarán 110 millones al ProFest, que originalmente otorgaba recursos sólo a artes escénicas.

Por eso se decidió abrirlo también a festivales de todas las manifestaciones artísticas: cine, literatura, multidisciplina y gastronomía, entre otros. También se decidió hacer una convocatoria con reglas claras.

Fue así que, con expedientes bien armados, serán apoyadas actividades como el Festival Fiesta Todos los Chiles Mexicanos, en el municipio de Yahualica de González Gallo, Jalisco (con 78 mil 337 pesos), Celebrando Hasta Morir ¡Rescatando Cultura y Tradiciones en Nativitas, Tlaxcala! (220 mil 500 pesos), Festival Pepe Domínguez por Siempre 2019 en Yucatán (696 mil 628 pesos), entre otros.

Desaparecen etiquetados

Otra novedad del ProFest, añadió Pablo Raphael, es que se abrió a festivales de primera vez y que se hizo un ejercicio de redistribución del ingreso que no sucedía.

Respecto de los estados que se quedaron sin apoyo federal para sus festivales, explicó que hubo algunos “que decidieron no entrar a la convocatoria del ProFest por adeudos previos con la Secretaría de Cultura; es el caso de Guerrero y Querétaro, si bien hubo participación de municipios de todo el país.

“También hay un caso que merece una reflexión concreta y por el que la comisión dictaminadora hizo una recomendación a la SC, que es Michoacán, estado que está en proceso de pago de su adeudo, pero no alcanzó a ingresar la documentación necesaria para que pudieran participar el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) y el de música Miguel Bernal Jiménez.

La recomendación es que la secretaría explore la posibilidad de solucionar el problema cuando el festival no tiene la responsabilidad del adeudo, pero que no puede entrar a la convocatoria por su vinculación estatal. La misma recomendación se hizo para los festivales de La Ceiba en Tabasco y el festival de cine infantil La Matatena.

Acerca de la Cumbre Tajín, que se realiza en Veracruz, el funcionario dijo que es otro asunto que van a resolver en futuras convocatorias, pues “no participó porque pertenece al primer trimestre y, por cuestiones de temporalidad, no podía inscribirse; hubo varios casos así.

“Las propuestas se atendieron estatalmente, regionalmente y por pertinencia en términos de disciplina, lo que permitirá, además, trabajar en circuitos culturales y que la oferta que se hace a partir de los festivales tenga mayor distribución e itinerancia en el país.

Hubo mucho debate y discusión (en la comisión dictaminadora), pero todas las partes salimos muy satisfechas. Estamos muy contentos de haber pasado de ese modelo de etiquetados, que era muy genérico, a uno con reglas de operación y con un sistema tan pertinente y transparente. Los etiquetados pertenecen a un proceso del pasado.

El funcionario informó que los dos proyectos que presentó la Fundación Elena Poniatowska (uno referente a la vida de la escritora y un festival con la temática de la Luna) no pasaron, tuvieron semáforo rojo, no fueron completos, ya sea en la presentación de propuestas o les faltó algún documento, o su programación; dolorosamente, no cumplieron los requisitos.

Al respecto, Felipe Haro Poniatowski, hijo de la escritora y presidente de la FEP, dijo: a veces se pierde y a veces se gana; vamos a seguir buscando recursos, ahora con la iniciativa privada, a ver qué podemos hacer. Nunca habíamos presentado un proyecto; si dicen que hubo fallas, seguramente así fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.