En el 120 aniversario del nacimiento del pintor oaxaqueño, el museo que lleva su nombre, y que se fundó con su colección, no organizó ninguna actividad en su honor

Rufino Tamayo quedó en el olvido para el museo que lleva su nombre y que se fundó con su colección. En el 120 aniversario del natalicio del artista oaxaqueño, que se recuerda hoy, el Museo Tamayo y el propio Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), no contemplaron ninguna actividad en honor del muralista.

No tenemos nada hasta el momento, informan en la recepción del museo.Tampoco la página oficial del espacio, consideró referencia alguna a la efeméride, a pesar de que en el edificio de Chapultepec se conservan las cenizas del artista y de su esposa Olga.

El INBAL se limitó a emitir un boletín ayer, y desde la oficina de comunicación de la dependencia, no se proporcionó más información.

Nacido el 25 de agosto de 1899, aunque el registro oficial es el 26, por un error de su padre, Tamayo fue uno de los primeros artistas latinoamericanos en obtener reconocimiento internacional. Creador de más de mil óleos, 452 pinturas gráficas, 358 dibujos, 20 esculturas y 22 murales; inauguró el museo que hoy lleva su nombre el 29 de mayo de 1981.

Administrado inicialmente por Televisa, el recinto pasó a ser regido por el gobierno en 1986, cuando fue incorporado al INBAL,institución a cargo de Lucina Jiménez, que este año dejó de recordarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.