¿Por qué a los mexicanos les cuesta tanto decir que no?

“Negrita de mis pesares, ojos de papel volando, a todos diles que sí, pero no les digas cuando. Así me dijiste a mí, por eso vivo penando”.

 Esta bonita estrofa, coinciden algunos expertos consultados por BBC Mundo, esconde un rasgo que -aunque no se puede generalizar- comparten algunos mexicanos: para no decir no, dicen que sí, pero no ponen un plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.