La curiosa historia de Garlic, el primer gato clonado en China

Pocas horas después de haber enterrado a su gato en un parque cercano de su casa en Beijing, Huang Yu, un empresario de 22 años, recordó un artículo sobre clonación de perros e inmediatamente recuperó el cuerpo de su mascota y lo guardó en el refrigerador.

Se comunicó con Sinogene Biotechnology Company, una empresa comercial que desde 2018 había comenzado a experimentar en la clonación, pagó 35,000 dólares y al cabo de siete meses, el 21 de julio de 2019, nació Garlic II, de la raza británica y pelo corto al que los medios oficiales de China llamaron “el primer gato clonado del país”.

El procedimiento

Clonar animales no es nuevo, pero sigue siendo complicado y éticamente controvertido. El primer gato de Huang Yu murió en enero, a los 2 años de edad, a causa de una infección en las vías urinarias. Para clonarlo, los científicos implantaron células de su piel en óvulos de diversas gatas. “Después de un choque eléctrico o químico, se transfirieron cuarenta embriones clonados a cuatro gatas que funcionaron como vientres subrogados. Eso dio como resultado tres embarazos, dos de los cuales no se lograron”, explicó Chen Benchi, director del equipo de experimentos médicos de Sinogene, a The New York Times.

Un negocio en ascenso

Aunque en otras partes del mundo como Corea del Sur, Estados Unidos o Gran Bretaña, el negocio de la clonación de perros y gatos no ha tenido mucho éxito, expertos pronostican que la obsesión china con las mascotas reflejará un resultado diferente.

El país con más habitantes del mundo actualmente tiene 55 millones de perros y 44 millones de gatos como mascotas, según la consultora Gouminwang.

Desde 2015, la empresa Sinogene ha clonadoa más de 40 perros (schnauzers, pomeranos y malteses), a un costo de 53,000 dólares cada uno, ya sea para dueños que querían de vuelta a sus mascotas o con fines de investigación médica. La diferencia en el precio se debe a que el periodo de recolección de óvulos es muy breve en las felinas, por lo que clonar perros terminada siendo más complicado que clonar gatos.

Mi Jidong también contó que la compañía está clonando un caballo y reveló que la meta importante es clonar animales en peligro de extinción, como los osos panda o los tigres del sur de China.

Por otro lado, según The Sun los científicos incluso tienen planes de hacer que el animal clonado comparta los mismos recuerdos que el original, con lo cual un gato o perro recién clonado podría “recordar” quién es su dueño.

La ética, en el centro del debate

El nacimiento de Garlic divide a quienes tienen esperanza de plasmar a su mascota para siempre y a los que consideran que el negocio de la clonación es una estafa y una violación de los derechos de los animales.

En China las regulaciones sobre los animales son escasas. No tiene leyes contra del maltrato animal y está permitido someterlos a pruebas de cosméticos o medicamentos.

Sinogene Biotechnology Company estuvo detrás de la clonación de Garlic. Crédito: STR/AFP/Getty Images
Sinogene Biotechnology Company estuvo detrás de la clonación de Garlic. Crédito: STR/AFP/Getty Images

“La clonación es una estafa cruel que no crea una copia fiel del animal que amabas, sino un animal que solo tiene las características físicas del original, no su personalidad única”, opinó Gilly Stoddart, directora de ciencias de Peta, a The Sun. “Los experimentos de clonación han dañado y matado a innumerables animales para replicar los rasgos y la esencia de un ser vivo que no puede ser reproducido”, agregó.

A pesar de la controversia, el director ejecutivo de Sinogene, Mi Jidong, confirmó que más de cien personas ya almacenaron muestras de ADN de sus mascotas para poder reproducirlas algún día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.