El mural del Polyforum en el total olvido

Los 12 páneles exteriores de pintura mural del Polyforum Cultural Siqueiros se desmoronan, mientras el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México (Seduvi) siguen en revisión del proyecto de rescate propuesto por Esteban Suárez, arquitecto y nieto de Manuel Suárez y Suárez, quien lo inauguró en 1971.

Al INBAL ya ingresamos la primera etapa de restauración, que es la cubierta y nos dieron la autorización, pero falta el reforzamiento de la base, el reforzamiento de la estructura metálica y la autorización. Con Seduvi nos hace falta que nos den el visto bueno de la Dirección de Patrimonio Urbano con la actualización del proyecto. Con ambas autorizaciones podríamos arrancar en enero, dice Suárez.

Por las lluvias de meses recientes, la obra pictórica se ha caído a pedazos. Por ejemplo, el panel La mitología o La acrobaciamuestran desprendimientos de fragmentos que, señala Suárez, ocurrió por la acumulación de agua en el techo. Si bien se notificó al INBAL de la emergencia, el proyecto continúa en análisis.

La solución temporal ha sido cubrir la capa pictórica del techo con lonas para evitar filtraciones. La parte inferior de los murales exteriores está hecha de novopan, un aglomerado de madera, y toda el agua escurre por ahí y se van cayendo parte de los plafones. Cuando sufren daños, levantamos el registro y avisamos al INBAL, porque no podemos tocar los murales sin su autorización, refiere.

Después de que en 2014 se detuviera el proyecto de intervención que contemplaba recorrerlo 15 metros hacia Insurgentes y construir un centro comercial, Suárez precisa que en 2016 presentaron otra propuesta con una torre esbelta a un costado del terreno; además de una plaza pública.

En 2017, el INBAL y Seduvi aceptaron la idea, y entonces se cerró el Polyforum para iniciar la construcción y la restauración de los murales, pero se ha modificado el proyecto; por ejemplo, el diseño del estacionamiento subterráneo fue lo que detuvo la obra; además de la llegada de la nueva administración. Es entendible que quieran saber de qué se trata y en eso se nos han ido estos 12 meses, acota.

TECHO. Hay áreas en las que ha desaparecido el trazo de Siqueiros. Foto: Nayeli Cortés

El proyecto contempla una torre de 48 pisosubicada al costado derecho en 15 por ciento del total de la superficie del terreno. Una vez superada la altura del Polyforum, la idea es ensanchar el edificio para construir un hotel, locales y oficinas. El dinero obtenido será manejado los siguientes 100 años por un fideicomiso. Los inversionistas aportarán 30 mdp para la restauración de los 12 paneles y 20 más para el techo, y el mantenimiento saldrá de la torre comercial.

Este diario solicitó al INBAL información sobre la revisión, sin tener respuesta hasta el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.