La cocina con Frederick Jiménez

Por Diana Ávila

 

 

Un chef es una circunstancia, el que alguien se gradúe como cocinero no quiere decir que necesariamente tiene que ser un Enrique Olvera o de ese nivel mediático, asevera Frederick E. Jiménez Silva, periodista gastronómico y cocinero venezolano con residencia en Oaxaca, México.

“Si quieres iniciar en el mundo de lo culinario, primero debes saber comer, tienes que tener una sensibilidad hacia los alimentos, no sólo cómo se sirven, sino también cómo se preparan, las historias detrás de los ingredientes”, explica Jiménez.

Con seis años viviendo en el país, Jiménez agrega que aquellos que quieran ejercer el oficio de la cocina, no deben dejarse llevar por lo superficial, es decir, la imagen de los chefs que se ve en las revistas, las cuales no abarcan del todo el trabajo de los cocineros, aunque, agrega, no duda del talento de aquellos sí poseen ese alto nivel mediático.

Como periodista dedicado al tema culinario, considera que la mejor elección que pudo tomar fue haber querido entender el lenguaje del cocinero y estudiar en escuelas de cocina.

“Yo me gradué de cocinero, me metí a restaurantes y dije ‘esto no es para mí’, respeto mucho el trabajo constante de los chefs que están ahí todo el tiempo en sus cocinas”, expresa Jiménez.

El ritmo y exigencia de trabajo de un chef es alto, precisa Jiménez, debido a que sus actividades no sólo se limitan a cocinar, sino que también deben mantener el espacio y al personal, asegurar que la calidad del producto sea constante, así como pagar los servicios básicos, control de plagas y contabilidad.

Jiménez se especializa más en la lectura, investigación y cocina hogareña, le gusta leer recetarios, planificar un menú y, además, encabeza el proyecto Comal: encuentros culinarios.

Motivado por las mujeres que han trabajado junto a él en la Exhacienda Guadalupe,  quienes tenían la curiosidad de conocer la elaboración de las recetas que él realiza, fue cómo decidió crear un espacio en el cual pudieran interactuar dos tipo de cocina: el profesional y el tradicional.

“No creo que va a suplantar una cosa por la otra, ellas no van a dejar de hacer lo que saben hacer muy bien y creo que mientras más conocimiento nosotros tengamos,  mayor va a ser el aprovechamiento de las cosas con las que contamos”, afirma Jiménez.

La primera edición de Comal: encuentros culinarios contó con la participación de ocho mujeres, se realizó el 15 y 16 de agosto del presente año en la Exhacienda Guadalupe en San Jerónimo Tlacochahuaya, Oaxaca.

A través de lecturas, reflexiones y prácticas gratuitas, las cocineras que asistieron desarrollaron su creatividad al aprender sobre la historia de la alimentación, cuestionarse el origen de ingredientes de platillos como el mole y proponer soluciones para preparar una receta con elementos diferentes a los comunes.

“Mi idea es repetir esa experiencia y que la formación de estas mujeres sea continua”, asegura Jiménez, quien considera que el principio de la cocina es reunir, no separar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.