Expatinadora francesa denuncia que su entrenador la violó y desata otro ‘Me Too’

El mundo del patinaje artístico francés vuelve a sobresaltarse por un nuevo escándalo de abuso sexual, después de que Sarah Abitbol, diez veces campeona de Francia, multimedallista europea y bronce mundial de patinaje artístico en parejas, haya acusado a su exentrenador, Gilles Beyer, de agredirla sexualmente y de violación múltiple.

En su libro ‘Un si long silence’ (‘Un silencio tan largo’), lanzado a finales de enero, Abitbol confesó que había sufrido acosos por parte de Beyer cuando aún era menor de edad, entre 1990 y 1992. En ese momento, la deportista tenía entre 15 y 17 años.

«A los 15 años dormía fuera de mi casa, era vulnerable y tú te aprovechaste de ello. Incluso hoy, tan pronto como salgo de casa, tengo miedo. Odio ir a lugares que no conozco. Lo desconocido es necesariamente sinónimo de peligro», reza un pasaje de su libro, reproducido por el semanario francés L’Obs.

«No pude medir el daño»

El viernes pasado, Beyer admitió haber tenido relaciones «íntimas» e «inapropiadas» con la joven patinadora y le pidió disculpas en una declaración escrita a AFP.

«Si mis recuerdos de sus circunstancias exactas difieren de los de ella, soy consciente de que, dadas mis obligaciones y su edad en ese momento, estas relaciones fueron en cualquier caso inapropiadas», indicó Beyer, que ahora tiene 62 años. «Por lo tanto, es un error, del cual no pude medir el daño que pudo haberle causado […] Lo siento sinceramente y pido disculpas a Sarah Abitbol», agregó.

Después de que los testimonios de Abitbol salieran a la luz, otras expatinadoras francesas, Hélène Godard, Anne Bruneteaux y Béatrice Dumur, presentaron acusaciones similares. Según aseguró Godard, una de las patinadoras franceses más exitosas de los años 70, Beyer mantuvo relaciones sexuales con ella cuando tenía entre 13 y 14 años. Por su parte, Dumur y Bruneteaux afirman que el entrenador Michel Lotz había abusado de ellas en los años 80, cuando tenían 13 años. A las expatinadoras también se unieron varias atletas de élite de natación y tenis.

La respuesta de las autoridades

Tras la oleada de denuncias, la ministra de Deportes de Francia, Roxana Maracineanu, ha pedido este lunes la dimisión del presidente de la Federación Francesa de Deportes de Hielo, Didier Gailhaguet, por supuesta pasividad respecto a las denuncias de sus atletas sobre abusos sexuales cometidos por entrenadores.

Un día después, el fiscal de París, Rémy Heitz, anunció en un comunicado la apertura de una investigación preliminar sobre presuntos abusos sexuales y violaciones de menores denunciados en el mundo del patinaje artístico, al tiempo que manifestó su intención de «identificar a todas las otras víctimas que puedan haber sufrido abusos similares«.

Curiosamente, Bayer ya había sido sospechoso de acosar sexualmente a menores hace veinte años. A raíz de la segunda investigación lanzada en su contra, el Ministerio de Deportes rompió su contrato como asesor técnico, pero el deportista continuó entrenando.

El caso de Bayer surge apenas dos meses después otro gran escándalo  que condujo a una investigación contra el patinador olímpico francés Morgan Cipres, acusado de enviar fotografías de carácter sexual a una patinadora de 13 años de EE.UU., con la que entrenaba en la misma pista de Florida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.