QiPO Art Fair: donde el arte cobra vida

Por: Gisell Pinzón

QiPO Art Fair es un proyecto que busca diversificar e impulsar la oferta de arte contemporáneo en México, así como de habilitar inmuebles que han permanecido prácticamente en ruinas desde hace años  para convertirlos en verdaderas galerías de arte.

 

En esta segunda edición, en el marco de la Art Week en CDMX, QiPO Fair revive el recinto de Bucareli 80, en el centro de la ciudad, al ser el escenario que albergó diversos proyectos multidisciplinarios de artistas independientes y emergentes del interior del país, Estados Unidos y Europa.

 

Los artistas

 

En QiPO Fair el arte cobra vida, los asistentes pueden dialogar con el artista para entender mejor lo que quiso expresar con su obra e incluso pueden interactuar con algunas de ellas. Esto  sucede con Las nubes por exceso, una colaboración de Jorge Mujica y Rushern Baker IV, presentada por el colectivo CACtTUS, pieza que juega con la idea de interacción entre el espectador y la obra de arte:

 

«Quería hacer una obra que tuviera la dinámica de poder caminar alrededor de ella, eso me hace pensar que este es un objeto que tiene una vida y que tengo que negociar con él en el espacio», señaló Mujica, quien plasma su arte en esculturas planas de madera.

En una dinámica de exposición más tradicional se encuentra un arte que desafía al observador, este es el caso de Ojo MX y Galería  Unión, quienes brindan una visión muy distinta del quehacer artístico. Por un lado, Ojo, es una una agencia de representación de fotógrafos que buscan romper con la propuesta comercial tradicional, estableciendo un intercambio entre el arte y la publicidad fotográfica. El proyecto de Ojo fue co-fundado por Mara García y Carlos Álvarez Montero.

 

«Cuando fundamos Ojo justo decidimos hacer una curaduría de fotógrafos que tuvieran lo que nosotros buscamos que es este ojo un poco más arriesgado, más rebelde, un ojo que no se disculpa por lo que ve, se salen de la norma y están firmes con su propuesta visual», explicó Álvarez.

 

Bajo esta premisa se seleccionó el trabajo de artistas como Beatriz Sokol, y Enrique Leyva, fotógrafos que realizan fotografía editorial bajo sus propias normas, explorando la hipersexualizacion de lo femenino y presentando fotografía de moda con elementos oaxaqueños respectivamente, brindando una mirada alternativa a un arte que se ha regido por parámetros masculinos y europeos.

Por otra parte, la Galería Unión nos presenta una visión muy peculiar de la CDMX a través de los ojos de artistas como Erick Muñoz y Alfonso Zárate que no temen en hacer arte con lo que caracteriza como fea o violenta  a la ciudad.

 

La obra de Erick Muñoz rescata elementos de las fiestas y los excesos de la ciudad  consumismo, re-interpretándolos con un giro oscuro y a la vez juguetón que evidencia la dualidad de estos eventos, mientras que Alfonso Zárate, originario de la colonia Guerrero, recolecta material de consumo de drogas de su zona para la elaboración de sus obras de connotaciones religiosas, que representan la devoción que los dealers de Tepito tienen por santos y figuras como la virgen de Guadalupe y la Santa Muerte.

Finalmente, el colectivo Espacio Arriba nos brinda una abierta postura contestataria en el que el arte visual es el medio para cuestionar el poder y las políticas de derecha con la moneda intervenida con la frase “merezco abundancia”, creada por el artista Miguel Rodríguez, y las figuras talladas en madera de Ricardo Laguna Ramírez, o en torno a los tabús, explorando los efectos de plantas alucinógenas o de uso ritual como el toloache y el floripondio de Cristina Ochoa.

 

En este segundo año, QiPO Art Fair se constituye como una propuesta refrescante y accesible para toda clase de público, en la que es posible acercarse a las obras de la mano del mismo artista que las hizo,  difundiendo y democratizando el arte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.