Empleados de Facebook critican a Zuckerberg por no eliminar el mensaje de Trump sobre las protestas, que Twitter vio como incitación a la violencia

Empleados de Facebook expresaron su descontento con la posición de Mark Zuckerberg, quien se negó a borrar un mensaje del presidente estadounidense, Donald Trump, publicado el 29 de mayo y que contenía lo que consideraron como amenaza de abrir fuego contra los manifestantes en Mineápolis.

El presidente estadounidense prometió enviar la Guardia Nacional a la ciudad si el alcalde no puede tomar el control de la situación y advirtió que «cuando comienza el saqueo, comienzan los disparos». La administración de Twitter, donde se publicó un mensaje similar, lo eliminó explicando que podría violar las reglas de la red social que prohíben la incitación a la violencia. 

Por su parte, Zuckerberg dijo que entendió la declaración de Trump como una advertencia a los manifestantes de que la Policía les podría disparar, por lo que Facebook no tomó ninguna medida acerca de la publicación. 

«Personalmente, tengo una reacción visceral negativa a este tipo de retórica divisiva e inflamatoria. No estoy de acuerdo con la forma en que el presidente habló sobre esto, pero creo que las personas deberían poder ver esto por sí mismas, porque en última instancia, la responsabilidad para aquellos en posiciones de poder solo puede ocurrir cuando su discurso se analiza de manera abierta», comentó el fundador de la red social.

«Mark está equivocado, y me esforzaré de la manera más ruidosa posible para hacer que cambie de opinión», dijo Ryan Freitas, director de diseño de productos para News Feed de Facebook. La decisión de Zuckerberg fue criticada también por el director de gestión de productos, Jason Toff, y la diseñadora de productos Sara Zhang.

«Dar una plataforma para incitar a la violencia y difundir desinformación es inaceptable, independientemente de quién sea o si es de interés periodístico. No estoy de acuerdo con la posición de Mark y trabajaré para que el cambio suceda», tuiteó el jefe de diseño de Portal de Facebook, Andrew Crow. 

Algunos empleados apelaron a la junta de supervisión de la compañía, organismo casi independiente que Facebook fundó para solucionar cuestiones difíciles en torno a la moderación de contenido. Pero la junta afirmó el sábado que no podría intervenir a tiempo. Al mismo tiempo, el domingo pasado Facebook prometió una donación de 10 millones de dólares destinados a financiar los esfuerzos para poner fin a la injusticia racial. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.