Camilo Lara en esencia: Your America is not my America

Por: Joel Rodríguez Díaz

El líder del Mexican Institute of Sound o Instituto Mexicano del Sonido, se reúne con nosotros para tratar el tópico que acapara todo lo referente a él en este preciso momento de su carrera, que no es otra cosa que, el lanzamiento de un nuevo sencillo, titulado “Your America is not my America”, pieza hecha en conjunto con Graham Coxon, el inconfundible guitarrista de las gafas de pasta (que utiliza desde tiempos inmemorables) y un 25% complementario de Blur.

Lara sigue siendo en esencia lo que son sus canciones, un compendio de experiencias multisensoriales que se traducen en piezas sonoras conceptuales, y que más allá de buscar alejarse de lo cotidiano con sus creaciones, se retroalimenta de todo lo que le rodea, para darle vida y forma musical. Si bien, “Your America is not my America”, se lanzó poco antes de la elección presidencial de Estados Unidos, en la que Donald Trump no pudo reelegirse, puesto que se interpuso en su camino el republicano Joe Biden, y está centrada más bien en la concientización de los derechos civiles y el combate al racismo, el tema proporciona bríos de cambio, que son el soundtrack perfecto para la recta final del 2020, en el panorama sociopolítico.

Lo que a continuación leerán, es solo el ante sala de lo que será el esperado lanzamiento de Camilo, bajo su seudónimo, el cual, es uno de los más esperados, tanto a nivel nacional como internacional. 3 años parecen pocos, pero para Camilo, se traducen en un nuevo compendio de situaciones inspiradoras, que dan rienda suelta al que será por mucho, un trabajo transitorio en su ya respetable y consumada carrera.

-Vicio: Hubo una pausa significativa en la carrera del MIS y tu regreso musical se da en un año bastante peculiar ¿Hay algún motivo en particular para hacerlo este 2020?.

Camilo Lara: Bueno, no es que haya parado. En esos años estuve girando; pasaron 4 años entre un disco y otro, pero pon tú que pasé mucho tiempo girando. Hice un disco con otro proyecto que se llama Compass, con Toy Selectah, también hice bastantes shows con Mexrrissey -proyecto tributo a Morrissey, en conjunto con Jay de la Cueva, Ricardo Nájera y Chetes, entre otros- ¡y cuando te das cuenta ya pasaron 4 años, se te va la vida muy rápido! Y yo en esos 4 años, estuve haciendo un disco, el que sería éste.

El año pasado lo terminé y tenía ya muy claro que, iba a lanzarlo en el verano de este año, ya tenía puesta mi gira que iba a empezar en Europa, luego en Estados Unidos y luego en México. Aquí en México iba a ser un show en la sala Ollin Yolitztli, con muchas cosas que lo hicieran un show bastante sorprendente. En realidad, no es que haya escogido sacarlo este año, bueno, escogí no sacarlo el 2020, porque sale hasta el año que entra el disco completo, pero la verdad es que, cuando comencé a sacar las canciones en marzo, no esperaba que tuviera la magnitud de calamidad para el planeta, entonces dije, sacó una canción en marzo, luego saco otra y el disco lo saco en octubre y lisito, comienzo a girar.

Con todo esto, me llegó un correo de mi agente en Europa que dice, en 2021 no va a haber shows, entonces, creo que, en realidad, quedé en medio de toda esta cosa, porque me hubiera encantado salir y tocar el disco, pero es muy probable que incluso el año que entra no se hagan presentaciones y que este disco no cuente con su respectivo live para promoverlo.

-V: ¿Y el Streaming no te entusiasma lo suficiente para poder hacer la presentación?.

CL: ¡Seguro sí se hará un show así! Pero la verdad es que ya he hecho varios streamings y nunca me…yo soy más del mundo análogo y de los shows del pasado ¡Ni me gusta verlos, ni me gusta hacerlos! No sé si mi energía la voy a invertir en hacer conciertos virtuales, porque siento que hay cierto tipo de personajes que les gusta y ciertos que no, y yo estoy súper claro en que lo mío es salir y tocar, lo mío es el estudio, pero estar en una video llamada-concierto, no sé ¡No me gusta la idea!.

-V: Lo entiendo perfecto, me queda claro que el venir de una familia de músicos, hasta cierto punto de vista, tradicionales, te ha llevado a disfrutar mucho más de la experiencia del escenario.

CL: ¡Pues sí! Es chistoso porque, por ejemplo, mis otros dos hermanos, Marcelo y Bon, son totalmente de conciertos y de Shows. Marcelo con Moderatto hizo un concierto increíble vía streaming y la gente iba en sus carros y fue súper emocionante, y me gustó un buen, pero yo creo que para lo que yo hago, no podría ser un concierto así, es otra cosa.

-V: Háblame del resultado de “Your America is not myAmerica”, una pieza excepcional que es lanzada en un momento clave en la historia de los movimientos antirracistas a nivel mundial.

CL: Es chistoso porque toda la vida he estado haciendo música que tiene que ver con política, aunque no parezca y se crea que mis discos son de música baile, ¿No? El disco antepasado se llamaba “Político”, e incluía una canción que se llamaba México, que la saqué en el momento de cambio de poder del Calderonismo al Peñanietismo, y era un momento súper difícil en el país. 

El video de “México” lo hizo Jonás Cuarón en colaboración con Carlos (Cuarón), y más que un video, teníamos la idea de hacer un panfleto que viajara y que tuviera la fuerza para ese momento. Es durísimo, salen escenas del narco muy fuertes. No me gusta ver ese video, me parece como que sirvió más que como un videoclip en ese momento, por ello, quise hacer un video para esta circunstancia que también creí importante igual como panfleto, pero la diferencia entre ese y “Your America is not my America”, es que creo que este tiene mucho más optimismo, considero que inspira mucho a hacer un cambio.

Quise hacer un video que tuviera mucho esa carga política, pero que también pudieras verlo y que te hiciera vivir una experiencia de cambio, el video lo hizo Adam Neustadter, que es un director increíble y es un buen amigo. Fue muy emocionante encontrarle la par visual a la canción ¡Es muy poderoso! Y creo que es el momento correcto para sacarlo, para apoyar el cambio en Estados Unidos, y que además de ser un video de una canción, sirva para enviar mensajes mayores.

-V: ¿Cómo se da la colaboración con Graham Coxon?.

CL: Desde hace años estábamos tratando de hacer una con Damon Albarn para el proyecto de Compass, pero nunca salió ¡Nunca nos pudimos encontrar en alguna ciudad! Cuando él estaba en México, nosotros estábamos fuera y viceversa. Siempre me quedé con muchas ganas de colaborar con Blur en general, soy fan de la banda de toda la vida y cuando Graham iba a venir a México a tocar, le pedí que se quedara un par de días más para grabar en el estudio y le gustó la idea y la canción. Tuvimos una sesión de grabación increíble, en la que hizo muchas cosas para el disco, que van desde guitarras hasta otro tipo de elementos.

En esta canción canta. Me encantó verlo como un personaje que he admirado toda la vida de pronto que cante en tu canción, en tu estudio y rematas yendo a comer a tu restaurante favorito, me pareció increíble; me ha tocado colaborar con un buen número de artistas, pero yo creo que este es de los más emotivos para mí como fan.

-V: Tocas un punto importante. Usualmente tus listas de invitados suelen bastante impresionantes. A este momento y con lo que tienes en puerta ¿Con cuántos artistas de tu lista de en sueño has colaborado?.

CL: ¡Nada! ¡Uy, no! No hay forma de lograrlo ¿No? Hay un buen de artistas. Para este disco tuve la súper fortuna de hacer una canción con Lee “Scratch” Perry que es uno de mis ídolos, ese lo tenía como uno de mis sueños dorados y pasó. Hace un mes, hice una canción para Run the Jewels, que también es de mis mayores influencias y grupos favoritos de Hip-Hop. Hay muchísimas cosas, y no es que uno ande por la vida colaborando, si se dan las colaboraciones, las hago felices.

-V: Varios colegas y yo, hemos detectado que en las nuevas generaciones, existe una enorme falta de interés respecto a escuchar nuevas propuestas musicales; hay una especie de apego a bandas y discos que ya no existen o fueron lanzados hace años, caso concreto, el de los Sex Pistols, que celebraron este 2020, 45 años del lanzamiento de su debut, Nevermind the bollocks (Virgin Records, 1977) Ante esta premisa ¿Te preocupa como puedan percibir estas nuevas generaciones tu propuesta?.

CL: Supongo que sí. En mi generación, o, mejor dicho, a mí no me tocó escuchar el Nevermind the bollocks cuando salió, era un bebé, pero sí es de mis discos favoritos, porque años después lo entendí, me gustó y me volví fan de MalcomMcLaren, de los Pistols y de Vivienne Westwood y de todo el universo que es eso. Sin embargo, siento que mi generación tenía que hacer cierto research para encontrar las cosas, en comparación a la “Wiki generación”, que lo tiene todo ahí, su conocimiento es diferente y es igual de valioso que el que teníamos nosotros, aunque tal vez teníamos menos elementos para encontrarlos, pero tener la cultura disponible como si estuvieras en una biblioteca, es increíble. Creo que muchas de las cosas que la cultura moderna tiene, es que las influencias están ahí y uno las puede tomar, destruir, cambiar, modificar, sin que necesariamente haya una búsqueda súper profunda de las cosas, y creo que eso es bien emocionante, es otro tipo de forma de abordar el legado de la cultura. Me gusta y no tengo de otra, es lo que es, parte de eso explica muchos cambios de estafeta cultural.

Creo que la cultura tampoco tiene que ser preciosa ¿No? Hay veces que aplica, hay veces que no aplica, tal vez el Nevermind the bollocks para esta generación no significa nada y tal vez dentro de 50 años, alguien lo revalore. Viendo la lista de la Rolling Stone de los mejores discos, el Sgt. Pepper’s no es del número uno, cuando uno creció escuchando toda la vida que era o ese disco o el disco blanco, y ya no es el más importante para una nueva generación. Siento que son ondas de cultura y se van valorizando cosas que antes no eran tan importantes o cosas que ahora toman mucha importancia porque tienen perspectivas de género o de contexto histórico. La cultura va cambiando y la vamos entendiendo de distinta manera, de acuerdo con tus medios.

-V: Hablando de cambios culturales y lo que se vuelve parte del acervo de la gente, hace años, estableciste algo sumamente importante: El micrófono se ha vuelto un arma de moda ¿Cuál es el arma de moda en el 2020?.

CL: ¡Igual! (ríe) ¡Sí! Nomás que el micrófono ahora es el Zoom. Es lo mismo, yo creo que es exactamente lo mismo. Es el micrófono como idea del spotlight, del foco ¿No?, en realidad cambió esa idea, pero sigue estando ahí, lo ves en todos lados ¡Ves a los influencers, y es eso!.

-V: Existe y no controversia alrededor de una de tus más recientes colaboraciones, me refiero a lo que hiciste con Uzielito Mix ¿Por qué tomas la decisión de que exista este remix de “Dios” hecho por él?

CL: A Uziel lo conocí en España. Me tocó estar junto a él en una cena durante su primera gira por Europa, y me encantó ver un personaje como Uziel en España rompiéndola, haciendo lo suyo, y que trascendiera fronteras. Desde esa época nos conocimos. Luego aquí, durante la pandemia, hizo un show virtual en el que canté con él. Hemos generado una amistad, y me parece un tipo increíble ¡Me encanta lo que hace! Y me siento súper feliz de que haya hecho su propia versión.

-V: Hablemos del nombre del álbum…

CL: El disco sale la primera quincena de enero de 2021, se va a llamar D.F. (Distrito Federal). Es una especie como de fábula del Distrito Federal. El disco es un poco un códice que va contando pequeñas historias. Hay canciones que hablan directa y completamente del D.F. y otras más como del amor y otras cuestiones. Ahí se incluye “Dios”, y también otra canción que se llama “Se compran colchones…”, viene “America” y varias más, todavía faltan muchas por salir.

Es la primera vez que trabajo con un productor, trabajé con Dan The Automator, el productor de Gorillaz, es un tipo que conozco ya hace un tiempo, me fui a San Francisco a terminar las canciones con él, me divertí muchísimo haciéndolo ¡Es un tipo increíble que viene del mundo del Hip-Hop! Ha producido muchas cosas y tiene su propio proyecto que se llama Deltron 3030. El disco tiene muchas cosas como de Hip-Hop. Hay un par de colaboraciones interesantes, entre ellas una con Cuco, un chico de Los Ángeles, muy jovencillo. También hay algo con La Banda Misteriosa de Oaxaca, con quienes hice una canción a su estilo, tipo banda oaxaqueña; con La Perla de Colombia, que son más cumbieras.

Es un disco que me tomó mucho tiempo hacer y la verdad es que me da un poco de pena que salga en estos momentos, porque me encantaría salir de gira con todos esos personajes y hacer algo muy loco, pero, bueno, tengo que superarlo, que pase la vida ¡Así es la cosa y esto es lo que hay!.

-V: Con un título tan marcado para el disco ¿Qué tanto realmente se grabó en la Ciudad de México y que tanto en otras partes del mundo?.

CL: El disco está inspirado en el D.F.; en mi D.F., en el que crecí y que era muy diferente a la Ciudad de México. Grabé mucho fuera, además de hacerlo en mi estudio, andaba de gira, entonces me llevaba mis discos duros y grabé en Los Ángeles, en Bogotá, en San Francisco, en fin. En cada oportunidad que tenía, me metía al estudio, y un poco como rutina, así como la gente va a correr, yo a cada ciudad que iba de gira, buscaba un estudio y me ponía a hacer sesiones, entonces hice sesiones en Irlanda y en lugares así, que son raros, pero me ayudó mucho para mantenerme en forma, La verdad es que el disco fue muy pensado en la Ciudad de México; no es un disco de nostalgia, pero es un trabajo que tiene el sabor a la ciudad que me sigue llamando todo el tiempo.

-V: ¿Qué hay del arte del disco? De algún modo me remite a ilustraciones tradicionales del México antiguo.

CL: El arte es un códice que habla de la ciudad en tres partes: El cielo, la tierra y el agua. El cielo se interpreta como el espacio donde está el internet, está la bancarrota de Mexicana, está el Ángel de la Independencia. La tierra es donde están los Oxxos, los tacos al pastor y la ciudad que conocemos. Finalmente está el agua que son los lagos subterráneos que hay, Xochimilco y la Tierra. Entonces, eran pequeñas ideas que se iban conectando, generando la portada como un ideograma de cada canción que se suma a todo el arte. Esto lo hice con Óscar Reyes, que es un gran artista visual y con el increíble generador de códices de Mata de Juárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.