Aquí el dentista que mató a «Cecil»

walter_palmer_460x290

El dentista que mató al león Cecil y desató una amplia condena mundial reapareció en una entrevista, donde cuestionó algunos aspectos de la cacería, expresó inquietud por la animosidad dirigida contra aquellos cercanos a él y dijo que volverá a dar consultas esta semana.

Walter Palmer, quien estuvo fuera del ojo público durante más de un mes regresará mañana  a su consultorio dental en los suburbios de Minneapolis.

En una entrevista que dio ayer a The Associated Press y al Minneapolis Star Tribune -y que según sus asesores será la única que conceda-, Palmer aseguró nuevamente que él actuó legalmente y que le impactó enterarse después que había matado a uno de los animales más atesorados de Zimbabue.

‘Si hubiera sabido que este león tenía un nombre y que era importante para el país o para un estudio, obviamente no lo hubiera cazado’, dijo Palmer.

Cecil vivía en el vasto Parque Nacional Hwange y tenía un collar con localizador GPS, por ser parte de una investigación de la Universidad Oxford.

Palmer dijo que le disparó al felino usando una ballesta fuera del parque, pero el animal no murió de inmediato. Puso en duda las aseveraciones de los conservacionistas de que el león herido merodeó unas 40 horas antes de ser muerto con un arma, asegurando que fue localizado al día siguiente y asesinado con una ballesta.

Palmer, un deportista ávido, eludió varias preguntas sobre la cacería, entre ellas cuánto pagó por ella. No permitió que se le tomaran fotos ni video durante la entrevista, la cual duró 25 minutos.

Durante la entrevista Palmer jugaba con sus manos y ocasionalmente volteaba a ver a su asesor, Joe Friedberg, para responder las preguntas.

Algunas autoridades en Zimbabue han pedido que Palmer sea extraditado, pero hasta ahora no se sabe de acciones que busquen que el dentista regrese a esa nación africana.

Friedberg, un abogado de Minneapolis asegura ser asesor gratuito de Palmer, asegura que no ha tenido noticias de las investigaciones internas o internacionales desde comienzos de agosto.

Después de que se dio a conocer en julio que Palmer había cazado a Cecil, su consultorio en Bloomington y su casa en Eden Prairie se volvieron lugares de protesta, mientras que su casa de descanso en Florida fue vandalizada.

Palmer ha sido atacado en redes sociales. Algunos mensajes incluso han insinuado actos de violencia contra él.

El dentista agregó que ha sido duro para su hija y su esposa enfrentar esta situación, ya que se sienten amenazadas.

Con información de Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unable to load the Are You a Human PlayThru™. Please contact the site owner to report the problem.